Composición e Incorporación

Comunidad

El núcleo primario, donde los lazos relacionales son muy fuertes y el compromiso de solidaridad entre sus miembros es prioritario, está constituido por grupos y comunidades identificados plenamente con el carisma y comprometidos solidariamente con la misión. Constituye el rostro oficial de la Familia. Podemos llamarlo núcleo estable. En él se integran, primeramente, las instituciones de religiosas, religiosos y laicos que han sido reconocidos oficialmente como representantes del carisma fundacional por la autoridad eclesiástica y, a continuación, los que han sido reconocidos por los anteriores o por el consejo o entidad representativa de la Familia cuando está ya formada.

El entorno de grupos y comunidades e individuos que participan en aspectos parciales de la Familia. Se trata de grupos muy variados que se reconocen dentro del campo d influencia de la Familia por diversos motivos.

Un proceso de iniciación. La incorporación a la Familia requiere un período de asimilación de su modo de ser, de desarrollo del sentimiento de mutua pertenencia, de incremento de relaciones personales, de apropiación d valores y de cultura y especialmente de compromiso con los intereses de la Familia. La incorporación personal a la Familia se establece a través de las  comunidades o grupos integradas en ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.